plan de pensiones empresarial

Plan de pensiones empresarial

Con la aprobación de los nuevos presupuestos generalesson de aplicación ciertas reformas fiscales que el Gobierno ha instaurado para el ejercicio 2021, entre las que se encuentra la modificación en el I.R.P.F. del límite de la reducción por aportaciones a sistemas de previsión social (plan de pensiones empresarial, mutualidades de previsión social, etc.), disminuyendo la aportación máxima deducible de 8.000€ a 2.000€.

No obstante, se establece que se podrá aportar y deducir hasta 8.000 € en contribuciones empresariales, como los planes de previsión social empresarial, adicionales al nuevo límite de deducción de 2.000 € de aportación individual.

Qué es un plan de pensiones empresarial

Los Planes de Previsión Social Empresarial (PPSE), son un producto de previsión social que permite a las empresas instrumentar planes de pensiones con sus empleados con una rentabilidad asegurada, que ofrece un tipo de interés garantizado en el momento del cobro de la prestación. Es decir, en este producto el tomador es la empresa, que tiene acuerdo con sus empleados, los cuales son los asegurados.

Se debe cumplir el principio de no discriminación, la empresa deberá garantizar que podrá incorporarse al PPSE cualquier empleado, siendo el mínimo para su constitución de dos y con una aportación anual mínima de 200 € por empleado.

Ventajas del PPSE

Las ventajas para el empleado son que las aportaciones son deducibles de la base imponible del I.R.P.F, mientras que para la empresa dichas aportaciones no cotizan en la Seguridad Social, están exentas de retención de I.R.P.F y tienen la consideración de gasto fiscalmente deducible.

Es posible llevar a cabo un PPSE en empresas o negocios gestionados por trabajadores autónomos con empleados a su cargo. En este caso, el propio autónomo puede incorporarse al PPSE, de manera que aumente su aportación a un plan de pensiones que será deducible en su base imponible de I.R.P.F, con las ventajas fiscales que ello supone. Por su parte, las aportaciones realizadas por el autónomo a sus trabajadores serán un gasto deducible en la actividad.

plan de pensiones empresarial

Puede combinarse con otros planes de ahorro

El PPSE es compatible con un Plan de Previsión Asegurado (PPA) individual, por lo que de esta manera sería posible aumentar el límite de la aportación hasta 10.000 € (8.000 € al PPSE y 2.000 € al PPA).

Se trata, por tanto, de un producto interesante para aquellos contribuyentes que estén interesados en aumentar sus aportaciones a un seguro privado de cara a aumentar su futura jubilación, a la vez que consiguen un ahorro fiscal en sus declaraciones de I.R.P.F.

Para comprender mejor el funcionamiento de este tipo de productos y su repercusión fiscal, desarrollamos a continuación un ejemplo:

  • Un empresario autónomo con un rendimiento neto de su actividad de 100.000 €, y sin tener en cuenta otras cuestiones personales, pagaría en el I.R.P.F un total aproximado de 34.918,98 €.
  • En el caso de llevar a cabo un PPSE, del que a su vez sea promotor y partícipe, y aportando para sí mismo el máximo permitido, es decir, 8.000 € y un total de 500 € y 200 € para dos de sus empleados, la tributación bajaría a un total aproximado de 30.934,38 €.
  • Si además se aportase el máximo permitido actualmente a un plan de pensiones individual del autónomo, es decir, 2.000 €, la tributación sería de aproximadamente 30.018,38 €.
  • En función de lo anterior, si se aporta un total de 10.000 € para el propio autónomo y 700 € para sus empleados, el ahorro fiscal es de 4.900,60 €.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.